Translations

Español

Un residente de Washington de quinta generación que vivió en el este y oeste de Washington

Jay Inslee es un residente de Washington de quinta generación, es hijo de un profesor de escuela secundaria y trabajó como vendedor en Sears y Roebuck. Conocido por adoptar una posición independiente en los momentos necesarios, Jay se postula para gobernador con el fin de cambiar a Olympia y de transformar a Washington en un lugar de trabajo a partir de la creación de empleos de energía limpia del futuro.

Dado que vivió en ambos lados de la cordillera Cascades, Jay comprende las frustraciones económicas que enfrentan las familias de todo el estado de Washington. Durante su vida, trabajó en diversos puestos: desde conducir camiones de cemento, operar martillos neumáticos y pintar casas hasta procesar delincuentes y conductores ebrios, y enseñar en una institución educativa comunitaria. Tiene un profundo respeto por todo el trabajo y todos los trabajadores.

Jay nació en 1951; es hijo de Frank, un profesor de biología de las escuelas secundarias Garfield y Sealth, y de Adele, quien durante un tiempo se desempeñó como vendedora; y creció en una familia de clase media de White Center. Participó en deportes competitivos y, después de graduarse de la escuela Ingraham High School, se casó con su novia de la secundaria, Trudi.

Jay y Trudi luego dedicaron casi 20 años al trabajo y a la crianza de sus tres hijos en Yakima Valley. 

Un disidente reconocido que pelea por las familias trabajadoras

Jay se inició en el área de servicios públicos para pelear por una nueva educación secundaria pública en Selah en 1985. Luego, prosiguió para representar al 14.º distrito legislativo en la Cámara de Representantes estatal y en 1992 fue electo para formar parte del Congreso del este de Washington.

Posteriormente, Jay se mudó de nuevo al área de Puget Sound y fue electo para formar parte del Congreso en 1998, donde actualmente continúa desempeñándose. En el Congreso, Jay se hizo conocido como un disidente que defiende al pueblo, incluso si esto significa rebelarse contra su propio partido, como lo hizo cuando votó en contra de la ayuda para los grandes bancos y en contra de la guerra en Iraq. 

Un líder nacional en el ámbito de la energía limpia y la creación de empleos

Jay es coautor de un libro denominado “Apollo’s Fire: Igniting America’s Clean-Energy Economy” y es un líder reconocido en el ámbito de la energía limpia y el potencial de la creación de empleos que conlleva. Luchó por las inversiones en fuentes de energía innovadoras, como los biocombustibles y la energía solar y eólica, y ayudó a empresas de todo Washington a producir y consumir energía limpia, creando empleos aquí en su hogar.

Durante los últimos 20 años, al vivir y representar al pueblo de ambos lados de las montañas Cascades, Jay logró ha logrado éxito iniciar oportunidades comerciales para las manzanas de Washington y ayudó a proteger a los trabajadores de Boeing mediante la redacción de la enmienda que exige igualdad de condiciones con la competencia extranjera para el reciente contrato de aviones cisternas de la Fuerza Aérea.

Como gobernador, Jay ofrecerá un liderazgo visionario que no solo fortalecerá nuestras industrias actuales, sino que también fomentará una economía nueva basada en los empleos de energía limpia del futuro.

Jay se graduó como Licenciado en Economía en la Universidad de Washington y obtuvo su título en leyes en la Universidad de Willamette.

 

Transformación de Washington en un lugar de trabajo

Como gobernador, Jay tiene una visión y un plan para hacer que Washington progrese a partir de miles de empleos bien remunerados que ayudarán a todos, desde los agricultores de Wenatchee hasta los empleados de la construcción de West Seattle. Sabe que el mismo estado que propició las revoluciones tecnológicas en el ámbito aeroespacial, software y biotecnología puede ser el mismo estado que conduzca al mundo hacia la revolución de las tecnologías limpias. Jay es coautor de un libro denominado “Apollo’s Fire: Igniting America’s Clean-Energy Economy” y es un pensador líder del ámbito de la energía limpia y del potencial de la creación de futuros empleos que conlleva.

Con el liderazgo de Jay, Washington, el estado que ha creado las computadoras más poderosas y los aviones más avanzados del mundo, nuevamente puede usar su experiencia en tecnología e innovación para convertirse en el centro de la industria de la energía limpia a partir de la creación de empleos bien remunerados y un futuro más seguro para todas nuestras familias.

Abastecimiento de nuestros motores económicos con un fuerte sistema educativo

Los primeros pasos de Jay en el ámbito de los servicios públicos comenzaron cuando él y su esposa, Trudi, pelearon por una nueva educación secundaria pública mientras vivían en Selah. Luego, dio clases en una institución educativa comunitaria en Yakima. El padre de Jay fue profesor y su hermano actualmente trabaja como profesor en Bellingham.

Como gobernador, Jay sabe que el financiamiento en sí no mejora el rendimiento de los alumnos. Nuestra prioridad más importante debe ser realizar un proceso de evaluación para nuestros profesores y directores, que es el primer paso más esencial para mejorar nuestras escuelas y desarrollar un plazo reactivo para el despido justo de profesores que no cumplen con su labor.

Jay trabajará para restablecer las inversiones en nuestras instituciones educativas y universidades que alguna vez le permitieron a Washington formar parte de los estados de mayor alcance para buscar una educación superior y un futuro mejor. Esto incluye ampliar el acceso a nuestra gran red de instituciones educativas técnicas, vocacionales y comunitarias que brinden opciones de capacitación laboral para todos, especialmente mientras comenzamos a capacitar a las personas para los empleos en la nueva industria de energía limpia.

 

Un nuevo enfoque para el gobierno estatal

Jay no es un político convencional y se nota. Es un disidente que siempre tomó un ruta diferente, negándose a seguir la línea del partido y dispuesto a dar la cara por sus principios. Su expediente refleja un enfoque de abordaje independiente a cada problema, un escepticismo sano y de larga data de intereses especiales, y una reflexiva previsión sobre la futura economía mundial.

El Everett Herald elogió a Jay por adoptar “posturas de principios que exigen valor político”. 

Como gobernador, Jay usará ese “valor político” para cambiar la forma en que funciona Olympia. En una época en la que importa cada centavo, trabajará para erradicar los gastos superfluos e implementar medidas de mejoras de calidad, como la gestión ajustada o Six Sigma, que con éxito ayudaron a empresas locales como Virginia Mason y Boeing a emplear de forma más eficaz su personal y sus recursos. Porque Jay no se quedó atascado en la burocracia de Olympia, está dispuesto a cambiar, traer nuevos talentos y abrirse camino entre los rangos directivos intermedios.

 

Protección de la calidad de vida de Washington

Como vivió casi 20 años en el este de Washington, Jay peleará para fortalecer nuestras economías rurales y preservar el legado agrícola que le da notoriedad a Washington por todo, desde las manzanas hasta el vino. Al haber crecido cerca de las costas de Puget Sound, Jay respalda fuertemente los esfuerzos para limpiar esas aguas problemáticas y proteger los espacios naturales de Washington.

De la misma forma en que Jay cree que la protección ambiental y la energía limpia son herramientas importantes para la creación de una economía nueva, también lo son las decisiones de transporte inteligentes y orientadas al futuro. Como gobernador, Jay garantizará que hagamos inversiones inteligentes que ayuden a nuestros agricultores y empresas a obtener sus productos rápidamente para su comercialización y brindarles opciones de transporte asequibles, confiables y seguras a quienes viajan diariamente.

Share
Contribute Volunteer